¡Hola! ¿Qué tal estos días de descanso? Espero que hayáis disfrutado todo lo posible y sobre todo desconectado un montón 🙂

Hoy os traigo una idea sencilla pero que da unos resultados fantásticos para lograr colores muy luminosos y con multitud de matices y sombras sobre un fondo negro.

¿Cuál es el secreto? Pues vamos a verlo a continuación. Hoy partimos del resultado final y luego vemos cómo ir avanzando.

¿Os gusta el aspecto de la página? ¡Vamos a ver cómo hacerla!

El secreto es hacer la página justo al revés de como en principio puede parecer lo lógico: el fondo negro es lo último que construiremos. ¿Cómo? Allá vamos…

He utilizado pinturas acrílicas Distress con aplicador en cuatro colores + negro:

Primero he aplicado una capa de gesso sobre la página para imprimar el papel y protegerlo.

Luego he ido creando manchas con los cuatro colores:

Con los dedos he ido empastando mejor la pintura y fundiendo los colores:

Con toallitas húmedas (he usado varias para distorsionar lo menos posible los colores al mezclarse) he terminado de fundir los colores creando un lienzo más matizado:

Luego he elegido una plantilla de estarcir. Es una plantilla que yo llamo «inversa», es decir, una plantilla en la que los espacios recortados son realmente los que corresponden al fondo del dibujo y no a los motivos que lo forman.

He trabajado sobre la plantilla con pintura negra, del mismo tipo y marca que los colores anteriores:

Al retirarla queda el dibujo perfectamente matizado con los colores que había debajo.

Luego he ido aplicando otra plantilla con los mismos motivos en una línea horizontal:

¿No os parece que quedan fantásticos los dibujos? Pues ahora a terminar de crear el fondo negro. Con la misma pintura negra vamos rellenando con cuidado los espacios que formarán el fondo:

Unas salpicaduras de pintura blanca para completar… ¡y ya está!

¿QUé os parece? Un mandala lleno de colores, formando un sol radiante destacado sobre el fondo negro.

¿Habéis hecho algún experimento de este estilo? Si no es así, ésta es una buena oportunidad.

¡Animate a experimentar y luego cuéntanos aquí mismo cómo te ha ido!

¡Feliz fin de semana! 🙂