Son muchas las actividades manuales que nos ayudan a activar nuestra mente, a relajarnos, concentrarnos, encontrar el equilibrio… Una de ellas es la papiroflexia u origami. Requiere concentración y desarrolla extraordinariamente la destreza manual.