Estos días me he planteado como reto hacer una página con mi brazo menos diestro -yo lo llamo mi brazo “torpe”-, ya que mi tendinitis en mi brazo “hábil” sigue su curso y tengo el movimiento bastante reducido.

Ha sido una experiencia interesante y, como siempre ocurre en estas situaciones, me ha hecho valorar mucho más esos ratos que dedico a esta actividad y que ahora tengo que limitar un poco; los hecho mucho de menos.

mibrazotorpe2El resultado es la página que os muestro aquí y me ha resultado muy entretenido e ilustrativo realizarla.

Aplicar el gesso, las pinturas o los sellos haciendo un estampado que no necesitaba mucha precisión no ha sido especialmente complicado, aunque sí bastante más lento, jeje… Otra cosa diferente son las tareas de precisión. Pero realmente ha valido la pena.

Te animo a probar, seguro que te diviertes un montón intentando hacer una página utilizando sobre todo el brazo que no sueles usar. ¿Te animas?