Retos Manos y Mente

Ya he realizado mi primer experimento en el reto Splash. Ha sido divertido. Es increíble cómo se pasa de una gota a todo un universo 😉

Bueno, en realidad la gota era una suma de pequeñas gotas juntas, hice un poco de trampa, jeje… Luego pulvericé agua sobre ellas y es increíble cómo comienzan a crearse esos pequeños hilillos alrededor del goterón de pintura.

Lo que más me gusta de este reto es partir de una simple gota y luego seguir sin tener nada previsto. Es un buen ejercicio para desarrollar la intuición creativa, eligiendo casi al azar los materiales y la forma de combinarlos. Al principio cuesta un poco, pero luego resulta muy estimulante y ayuda a «desarrollar músculo» 🙂

Por si os apetece ver cómo lo he hecho, he preparado un resumen gráfico en estas imágenes que veis abajo. También las he colgado en una composición en la galería de fotos del reto Splash!!! Si no las podéis ver aquí podéis ir al reto, uniros y di os animáis, también participar.

Lo más divertido fue pasar del paso 2 al 3. Lo que hice fue rociar la mesa con agua y luego poner el papel cara abajo y desplazarlo sobre el agua sin insistir demasiado, dos o tres pasadas y luego algunos toques. El efecto me entusiasma, es genial.

Luego puse unos círculos para cubrir algunos espacios que quería destacar y rocié con pintura blanca en spray. Luego completé el blanco con un poco de PanPastel.

El final no tiene mayor complicación: carboncillo alrededor de los círculos, sellos de más círculos y algo de texto a mano. Y luego rematé con un aplique que había guardado de un señalador de páginas hace tiempo. Busqué entre mi arsenal de recortes y otros objetos que voy recogiendo y alí estaba, mirándome 😉 Me pareció perfecto.

¡En fin! Epero que os animéis a crear vuestras propias Splash y darles luego la forma que se os ocurra.

Yo creo que voy a probar a hacer otra, esta vez con tintas al alcohol. A ver qué tal… Por cierto, lo que he utilizado aquí son acrílicas. Os cuento algo en el foro de materiales del reto…