A medida que pasa el tiempo voy dando mayor importancia a mis sueños, a aquellos retos que estimulan mi imaginación y actividad. La curiosidad por experimentar nuevas técnicas y diferentes actividades, va nutriendo más y más mi deseo y necesidad de ir llevando al primer lugar de cada día aquello que sé que me desarrollará más personalmente y que entroncará con lo que quiero emprender, desarrollar, lograr.
Muchos días es difícil no sucumbir a la acumulación de trabajo o de tareas, pero creo que es importante reservar al menos una parte del día a eso que me apasiona e ilumina mi interior, porque alimenta mi energía y mi ilusión por avanzar, por seguir adelante, aprendiendo algo nuevo, creando algo nuevo, compartiendo algo nuevo.
No hace mucho tropecé con un libro titulado 365: A Daily Creativiy Journal, de Noah Scalin y también localicé su página web makesomething365.blogspot.com y la de Facebook www.facebook.com/makesomething365
En estas páginas se puede ver cómo muchas personas buscan su momento diario para dedicarlo a aquello que para ellos forma parte de su sueño, de su pasión. Me resultó muy interesante y, si tienes un rato, seguro que te gustará echar un vistazo. Y es que siempre que dejamos que la fuerza de nuestro sueño nos impulse, encontraremos la manera de afrontar el reto que nos conducirá a la enorme satisfacción de pequeños y grandes logros.